¿Cómo evitar pies y manos fríos con buena alimentación?

Lo que comemos puede ayudarnos a combatir este síntoma que se intensifica en invierno.

El frío en manos y pies no es sólo consecuencia de las bajas temperaturas, sino que se genera también porque en invierno se suele comer más y hacer menos ejercicio, lo que genera problemas circulatorios. El médico flebólogo e investigador Miguel Ángel Gramajo Booth, creador del método de Flebología Restaurativa, ofrece una guía para alimentarnos de manera adecuada:

– Evitar las grasas saturadas: Un consumo excesivo de alimentos ricos en las mismas tiende a incrementar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos y a aumentar la viscosidad de la sangre, lo que dificulta notablemente su circulación.

-Reducir la sal: su exceso influye negativamente sobre la circulación de la sangre y favorece la retención de líquidos. No hay que abusar tampoco de alimentos que ya contienen sodio, como fiambres, quesos y snacks, entre otros.

– Incorporar Omegas: las grasas poliinsaturadas favorecen la corriente sanguínea. Además aumentan el “colesterol bueno” y hacen que el “colesterol malo” no se acumule alrededor de las arterias ¿Dónde están? En los aceites de semillas (girasol, maíz, chía), los frutos secos y el pescado azul.

– Consumir alimentos ricos en potasio: este mineral facilita la eliminación del agua. Hortalizas y verduras, frutas frescas, cereales integrales, levadura de cerveza y legumbres. Los vegetales además son ricos en fibra, lo que facilita el buen tránsito intestinal (muy importante para tener buena circulación a la altura de la pelvis y evitar la presión intrabdominal) y los cítricos también contienen en su hollejo sustancias que mejoran el tono venoso.

– Aumentar el consumo de líquidos: se deben tomar de 2 a 3 litros de agua por día, aunque no tengamos tanta sed. Podemos incorporarla también a través del preparado de caldos de verdura o de jugos de frutas y hortalizas. Las infusiones también son excelentes opciones: se aconsejan té rojo, diente de león, cola de caballo y uva ursi, de especiales propiedades para la circulación.

¿Cómo evitar pies y manos fríos con buena alimentación?